Keep learning

con No hay comentarios

El conocimiento es poder

… y como dijo el tío Ben a su sobrino Peter, en Spiderman: «un gran poder conlleva una gran responsabilidad».

 

Desde que comenzamos nuestro recorrido en la vida estamos en constante aprendizaje: aprendemos a respirar, a comer, a caminar, a leer. Aprendemos las tablas de multiplicar, las capitales, los símbolos de la tabla periódica. Aprendemos canciones, aprendemos textos, aprendemos recetas, aprendemos oficios… y lo más importante, aprendemos lecciones de vida, todo el tiempo.

Si tienes niños en casa, seguramente les habrás escuchado, más de una vez, quejarse por tener que ir al cole, utilizando argumentos elaborados, que incluyen que eso no les sirve para nada y que para qué quieren el colegio si ya tienen google (frase de nativos digitales). Quizás tú mismo llegaste a utilizar tus propios argumentos para escabulirte de tus obligaciones escolares o lo que es peor, probablemente lo sigues haciendo cuando actualmente, por cualquier razón, debes recibir algún tipo de capacitación.

Y aunque lo cierto es que, en ocasiones, nuestros argumentos «infalibles» nos convencen de que tal conocimiento no va a ser útil, si hay algo que debemos tener claro es que cada oportunidad de aprender, es una oportunidad de crecer que debemos aprovechar al máximo, y lo que ahora crees que no te resulta provechoso, quizás en el futuro llegará a serlo.

Y ¿por qué es una responsabilidad?

  • Porque aprender algo trae consigo el compromiso de usar ese conocimiento sabiamente, en pos del bienestar común. Si sabes algo, compártelo, multiplícate en otros. El conocimiento no es una propiedad de uso exclusivo.
  • Porque tener conocimiento te puede inflar el ego y convertirte en alguien no deseado. Mucha inteligencia, pero poco valor.
  • Porque creer saber mucho te puede llevar a conformarte. Sé consciente que no lo sabes todo, no todo está creado y mucho menos todo está aprendido. En una sociedad y una cultura donde todo avanza tan rápido, no te puedes dar el lujo de quedarte solo con lo que sabes, porque en cualquier momento te quedarás atrás.

No pierdas la oportunidad de capacitarte en aquello que quieres desarrollar. Si estás en una posición de autoridad, motiva e inspira  a quienes están a tu lado para que se esfuercen en aprender. Si no lo estás, enfócate hacia dónde quieres caminar y capacítate para ello. Internet ofrece muchísimas opciones, muchas de ellas gratuitas y otras de pago, cuyo valor más que un coste es una inversión, que realmente vale la pena si escoges bien.

Independientemente de tu edad, tu posición, el proyecto que estás desarrollando o quieres llegar a realizar, recuerda que es tiempo de aprender y seguir aprendiendo. Cumplir tus objetivos está en gran parte determinado, por qué tanto estés dispuesto a aprender.

Así que, no te detengas…  and ¡keep learning!

 

 

 

Compártelo en las redes sociales

Dejar un comentario