Sobreviviendo a las transiciones

con No hay comentarios
Gisella Herazo – CEO Agencia Arte & Expresión

De empleado a emprendedor

Hace alrededor de 2 años, atravesé una crisis profesional muy fuerte, la que creo que fue hasta ese momento, la experiencia laboral más complicada de mi vida. Después de muchos años de trabajar con una empresa de forma estable, acepté una propuesta de trabajo que parecía ser un avance y que al final, fue una experiencia bastante desagradable. En aquel momento, me encontré sin empleo, sin salario y sin nada claro por delante, con un futuro profesional nada alentador, muy distante a lo que en mi corazón había anhelado.

¿Por qué te cuento esto? Sencillamente porque esa experiencia que fue aterradora en ese momento, me llevó a decidir reinventarme, dar el salto y empezar un nuevo camino como emprendedora y es cuando renace Arte & Expresión.  Y no, no es un error, digo renace porque fue una idea que nació hace aproximadamente 5 años y que, por comodidad y miedo, había dejado en el baúl de los sueños sin cumplir.

Siendo sincera, emprender no ha sido fácil, aún no estoy donde quiero estar, sigo enfrentando retos, obstáculos y miedos, algunos los supero exitosamente, y otros, con más frecuencia de lo que quisiera, no tanto. Sin embargo, la única forma de asumirlo es sabiendo que la vida es una rueda en movimiento y que vivimos en medio de una constante transición.

La transición representa una etapa de cambio, un paso de un estado o experiencia a otra, y que si se aprovecha correctamente puede traer como resultado desarrollo y mejora.

En ocasiones, estas transiciones se presentan de forma sutil y casi imperceptible, pero a menudo, son iniciadas por un cambio brusco de trayectoria o por una sensación de insatisfacción e improductividad. Sin embargo, el temor a lo desconocido, muchas veces nos impide caminar hacia adelante, especialmente si eso representa, dejar algo atrás.

Por eso, hoy te quiero dar algunos consejos que te ayudarán a sobrevivir a las transiciones y que puedes aplicar a cualquier aspecto de tu vida, en el que te encuentres “transicionando”.

 

  • Identifica y acepta las transiciones: No te desesperes ni quieras acelerar los tiempos. Entender que estás en una fase temporal, te facilitará la adaptación al cambio y te preparará para ser excelente en tu próximo nivel.
  • Sé flexible: No te limites a lo que estás acostumbrado. Adapta tus hábitos, tus horarios y tus costumbres si es necesario, eso es parte del cambio. Eso sí, nunca vendas tus principios.
  • Busca el aprendizaje: Los tiempos de transición son ideales para aprender y sacar lo mejor de nosotros, incluso en aquello que “no sabíamos que sabíamos”. Como hablamos algunos artículos atrás: “Keep learning
  • Aprende a ascender: Si estás entrando en un período de crecimiento y avance, debes estar preparado para desempeñar tu nuevo rol. Si subes, sé agradecido, nunca te olvides de dónde vienes y quién te ha ayudado a llegar allí
  • Comparte lo que aprendes: De nada sirven las experiencias que vives, si no las usas para ayudar a alguien. Si estás aprendiendo cosas nuevas en tu período de transición, ayuda a otros a superarlo. Tu vida es un mensaje constante que necesita ser transmitido.

 

Así que, si estás en un momento que no comprendes muy bien, probablemente estás en un tiempo de transición. Si es así, no temas, espera, confía y da los pasos que tengas que dar para avanzar.

Hacia la meta

Con esto no quiero decir que yo haya logrado ya hacer todo lo que les he dicho, ni tampoco que ya sea yo perfecto. Pero sí puedo decir que sigo adelante, luchando por alcanzar esa meta, pues para eso me salvó Jesucristo.” Fil. 3:12 (La Biblia)

 

Compártelo en las redes sociales

Dejar un comentario